Salomon Kalmanovitz
biografia
publicaciones
ensayos
prensa
links de interes
galeria
columnas
[COLUMNAS] RSS de las Columnas de Salomon Kalmanovitz
 
Las consecuencias de la extrema derecha
8 de junio de 2014 - El Espectador

 

Son graves los riesgos que entraña para el frágil régimen democrático colombiano una victoria de las fuerzas uribistas en las próximas elecciones.
Salomon Kalmanovitz
 

Basta con entrar al sitio restauracionnacional.org, donde se hace la apología de Mussolini y Hitler, para darse cuenta de que los nazis locales despliegan una gran energía, abogando por la victoria de Óscar Iván Zuluaga. Ellos vomitan su mensaje de odio antiliberal, contra mujeres y homosexuales, también antisemita, identificándose con el falangismo (fascismo católico). Sería bueno que Zuluaga aclarara cuál sería la participación de estas fuerzas de choque en su posible gobierno.

¿Cuál será la relación del gobierno de Zuluaga con el crimen organizado? Ya el candidato pidió garantías para Pilar Hurtado que nadie le ha negado. Ella espió sin orden judicial bajo el mando de la Presidencia a magistrados y periodistas (los que no recibieron solidaridad de Zuluaga en su momento); antes de Hurtado, el DAS había sido entregado a reconocidos paramilitares, asociados con el narcotráfico. Hay más de veinte colaboradores y familiares de Uribe vencidos en juicio por actividades ilegales. ¿Continuará la misma complacencia frente al crimen organizado?

¿Cuál va a ser la suerte de la oposición política frente a un régimen que se vislumbra intransigente? Consúltense las airadas intervenciones de Álvaro Uribe, Fernando Londoño y José Obdulio Gaviria, prometiendo venganza, para entrever que los opositores serán tratados como enemigos. Tendremos nuevamente periodistas y activistas políticos en el exilio, acusados de terroristas.

¿Cómo terminará un sistema de justicia ya vulnerado por la desmedida influencia de Alejandro Ordóñez y de magistrados venales en buena parte de las altas cortes? Creo probable que se liquide la separación entre el poder ejecutivo y el poder judicial y este termine siendo instrumento para perseguir a sus enemigos, tal como lo hace Maduro en Venezuela.

¿Cuánto durarán estos gobiernos derechistas hacia futuro? Es claro que los gobiernos totalitarios no se someten a la rotación del poder. En el caso de Uribe, se le vieron las intenciones de perpetuarse en la presidencia durante su segundo período. Si Colombia se ha salvado hasta el momento de gobiernos caudillistas que se empotran en el poder, no sería sorprendente que cayera en este abismo que compartiríamos con varios países de América Latina: Venezuela va para 16 años de gobiernos chavistas, Nicaragua instauró la reelección indefinida a favor de Ortega y Ecuador está a punto de entrar al club de gobiernos que nunca quieren terminar. La estructura política que hace posible el caudillismo es la misma, a pesar de que la orientación ideológica sea opuesta.

¿Cómo operará una economía en la que se favorecen los intereses de los más ricos? ¿Donde a los trabajadores se les reducen sus beneficios? ¿En que familiares de los gobernantes y politicastros capturan el presupuesto y los contratistas no terminan ni una obra pública? ¿Donde intereses mineros trasnacionales se premian a costa del fisco, del medioambiente y de la agricultura? Lo que es seguro es que seguirá primando la vía latifundista del desarrollo agropecuario, que ha sido tan desastrosa para la democracia y que también ha frenado el crecimiento económico.

En fin, un gobierno de extrema derecha aumentará la desigualdad en uno de los países más desiguales del mundo, perpetuando nuestro atraso.


__________________________________________________________________________________________
www.salomonkalmanovitz.com
x